domingo, octubre 08, 2006

Viajar con niños a China

http://viajarconnenesachina.blogspot.com/

1

Viajar con niños a China
A primeros de año decidimos que este verano realizaríamos un viaje por China. Bueno la verdad es que yo estaba convencidisimo, y Marga, mi mujer no lo tenía del todo claro. Así que tuve que usar un batallón de argumentos: que si la gripe aviar ya estaba controlada, que si China era un país muy seguro, que era una ventaja viajar sin agencia porque iríamos a nuestro ritmo y si queríamos quedarnos algún día más en una ciudad podríamos hacerlo sin problemas…
Una vez “convencida” la primera entusiasta fue Marga.
Queríamos ir a China antes de que el cambio social y cultural que entra por todos los poros de China, fuera tan grande que no reconociéramos nada de su esencia.
Por otro parte queríamos ir con nuestros tres hijos (13, 10 y 4 años) y como casi siempre viajando a nuestro aire, a nuestro ritmo casi siempre trepidante, pero con la ventaja importantísima de poder parar o cambiar el rumbo en un momento dado por cualquier circunstancia.
Así que nos pusimos manos a la obra, informándonos por Internet de todos los horarios y precios de vuelos internos en http://www.elong.net/, de trenes en http://www.travelchinaguide.com/, de barcos en www.yangtzecruises.cn/ , reservas de hoteles en http://www.sinohotel.com/, practicamos la pronunciación de palabras básicas en chino en http://www.travlang.com/, traducimos palabras del chino al español y viceversa en http://world.altavista.com/, Compramos la guía de conversación chino-español de Espasa Calpe que nos fue muy útil.
Buscamos como se escribía cada destino en chino en la enciclopedia Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Beijing. Conseguimos mapas de los destinos y fotocopias de los billetes (moneda) de China y Hong Kong en http://www.google.es/. Consultamos y acudimos a un centro de Vacunación Internacional http://www.msc.es/ , encargamos los visados de doble entrada (por salida y entrada Hong Kong)…
Analizamos las dificultades a encontrar. Buscamos la mejor manera de viajar hasta allí, mejores fechas, itinerario, adaptación a la diferencia horaria.
Contratamos un seguro de viaje; este último es importantísimo ya que por un módico precio te cubren la hospitalización, medicación, traslados…Y en el hipotético caso de que surja algún imprevisto las tarifas por estas atenciones pueden ser astronómicas.
Teníamos que dejar muchas cosas atadas, siempre que se viaja con niños hay que hacerlo. Si uno va solo o con su pareja puede ir con menos planificación. Si un día uno se queda sin habitación (cosa improbable) y tiene que dormir en la calle ¿en verano?, o sin vuelo, no tiene demasiada importancia, y siempre hay alternativas, incluso se puede rebajar el nivel de los hospedajes. Pero con peques la cosa cambia y la planificación tiene que ser casi perfecta. Dejando siempre una vía de escape o una segunda alternativa por si hay que cambiar los planes por tifones o similares.
Una de nuestras preocupaciones principales era atajar el jeg lag. Hace tres años estuvimos en Ecuador y nos adaptamos al horario del país andino (con 7 horas menos creo recordar), acostándonos cada día un poco más tarde en los 10 días previos al viaje.
En esta ocasión al viajar al Este lo hicimos al revés.
Salíamos el 7 de Julio a las 4:30 de la tarde hora española, 11 horas de vuelo y nos plantaríamos allí alas 3:30 de la mañana hora española 10:30 de la mañana en Beijing
(6 Horas más).
Así que 14 días antes del 7 de Julio empezamos a acostarnos 15 minutos antes cada día.




Día 23 de Junio 11 de noche (Hora de acostarse)
Día 24 Jun 10:45 h
Día 25 Jun 10:30 h
D 26 Jun 10:15 h
D 27 Jun 10 h
D 28 Jun 9:45 h
D 29 Jun 9:30 h
D 30 Jun 9:15 h
D 1 Jul 9 h
D 2 Jul 8:45 h
D 3 Jul 8:30 h
D 4 Jul 8:15 h
D 5 Jul 8 h
D 6 Jul 8 h

Al final conseguimos acostarnos a las 8 de la noche en verano, con lo que esto conlleva de renuncias. Antes tuvimos que hablar con los niños para concienciarles de que las tardes de juegos y piscina en plenas vacaciones se irían acortando por unos días. Ellos entendieron la situación y no con cierta resignación acataron las circunstancias, incluso le pusieron un nombre de coña a este nuevo horario: “el horario chinesco”.
Estos horarios no siempre se cumplían a rajatabla, pero digamos que logramos acostarnos muy pronto. El “horario chinesco” tenía un componente de ayuda, que era el levantarse cada día más pronto. Allí estábamos los últimos días levantándonos a las 6 de la mañana, desayunábamos y nos íbamos a pasear, para que también fuera una adaptación dinámica. En cierta ocasión, y en los últimos días de la adaptación, nos encontramos por la calle y a esas horas de la mañana, a unos padres del colegio de nuestros hijos que venían de dejar al suyo que partía muy temprano en el autobús hacia un campamento. No se que pensarían al vernos en un parque y con los niños dando brincos en los columpios…
Bueno, el caso es que con esta adaptación conseguimos que el día 7 de Julio, en el avión y a las 8 o 9 de la noche los chavales se durmieran con más facilidad y una buena cantidad de horas. Todo esto en el caso de Hugo y Pablo se cumplió sin problemas, pero Miguel con 13 años era otro cantar y tardo más en dormirse ya que se pasó parte de la noche “repasándose” el menú de películas que proyectaba el DVD del avión.
Al llegar a Beijing a las 3:30 de la madrugada, Pablo y Hugo habían dormido de 6 a 7 horas. Para ellos despertarse a las 3:30 de la madrugada no sería un cambio tan brutal, ya que estaban acostumbrados a levantarse a las 6.
Al final conseguimos que el jeg lag tuviera un desfase de 2:30 horas que siempre es mejor que 6.
Como ya he comentado, a las 3:30 de la mañana hora española eran las 10:30 de la mañana en Beijing y los niños llegaron con muy buena disposición y bastante enteros a la capital China, con lo que aguantaron muy bien su primer día, acusando muy poco la diferencia horaria.
Como teníamos tres días en Beijing, podríamos adaptarnos plenamente antes de empezar a movernos por el gigante asiático.

5 comentarios:

Alain dijo...

Excelente Blog la verdad me llama mucho la atención….Sobre todo porque próximamente voy a viajar a Canadá...
Me gusta mucho los blog de viajes...aprendes mucho...Hace poco empecé el mío
Se llama Bonjour Quebec
http://bonjourquebec.blogspot.com
Cualquier cosa estoy a la orden
Saludos y Éxito en la vida…
Alain

DBN dijo...

Hola

Enhorabuena por vuestro viaje y vuestro blog. Nosotros estuvimos en China el verano pasado por nuestra cuenta (http://viajeachinaytibet.blogspot.com) y nos encantó. Eso sí, nosotros íbamos sin niños... ¡lo vuestro sí que es aventura! jeje. Me gusta ver a gente que se echa la mochila al hombro y los niños de la mano y se va a disfrutar de un viaje así. Para que luego digan que no se puede viajar con niños. Enhorabuena.

Sabela dijo...

Hace unos días que hemos regresado de un viaje a China a nuestro aire, contratando todo a través de internet y animándonos con vuestro blog que descubrí casualmente con dichos preparativos.
Quiero agradeceros la ayuda y felicitaros por el blog y el ánimo que demostrais para viajar a cualquier lugar del mundo.
Nosotros no hemos sido tan valientes... unicamente visitamos Beijing e Pingyao y volvimos encantados, tanto nosotros (pareja) como nuestros cuatro hijos que lo disfrutaron de lo lindo ;-)
Muchas gracias!

Naty ;) dijo...

EXCELENTE BLOG... EXCELENTES DATOS!!! Ya tomamos nota. Nos vamos este agosto a pasar unos días... ya contaremos como fue nuestra aventua de adultos (jejeje). A ver que tal resultan los datos...
Muchas gracias!
Naty -

Anónimo dijo...

Miguel Angel y Marga, aùn no he finalizado de leer tu viaje a China, me parece grandioso no solo el relato sino que te hayas animado a semejante viaje con tus tres hijos, los felicito por volcar a internet sus experiencias, y por brindarle a vustros niños semejante experiencia.
gracias desde Argentina por el gran aporte.
Horacio Todres